jueves, 10 de junio de 2010

World of Darkness - Inferno

Todos tenemos nuestros demonios. Para algunos son figurativos: el vicio del juego, un hijo problemático, un pasado oscuro. Pero este libro no es sobre demonios figurados. Es acerca de los reales. Genuinas entidades de más allá de este reino, en todas sus formas y figuras.
Algunos demonios tientan: prometen secretos guardados en jarras de cristal, secretos que solo puedes tener si estas dispuesto a pagar el precio.
Otros demonios destruyen: se rebelan contra toda la buena obra de dios, desgarrando la carne y la tierra, destrozando al virtuoso y maldiciendo a los osados exorcistas que le persiguen cada noche.
Algunos poseen: son capaces de oler la debilidad, la podredumbre moral y emocional, introduciéndose en el alma de aquellos sin voluntad y tomándola como residencia.
En el Mundo de Tinieblas los demonios pueden ser muchas cosas diferentes, pero eso no significa que no sean reales, claro que no. El hecho de que puedan vestir muchas caras y buscar muchas cosas diferentes no los hace menos siniestros o menos seductores.
Los demonios están allí afuera. ¿Te dejaras tentar?