miércoles, 23 de junio de 2010

Adios, París

Prácticamente desde que dominé el extraño ritual de adivinación primario de nuestra orden dejé de usarlo… ya la vida o la no-vida se me hacia suficientemente monótona, como para estarla anticipando por medio de visiones, sin embargo, esta vez la necesitaba. Contrariando la orden dada por el, para mi, amo de Paris, el XIII, a pesar de que es mi hermano de causa, liberé a su mas reciente prisionera. Era mi presa y sus habilidades y físico tan idénticos a los míos la habían convertido en un reto personal… yo misma debía cortarle la garganta, y asegurarle un castigo peor que la muerte… Yo quería tenerla bajo mi dominio y ya había contactado a Caroline, la única mujer en este mundo que puedo llamar mi amiga, para que, con su extraña magia, modificara los rasgos de Julianne para por fin, de una vez por todas, fuera diferente de mi e indiferente para Adriano, ese era su castigo, (sin contar unos años empalada, que sería la sentencia obvia por la traición), sin embargo yo tenía que atraparla, y maldije una vez mas a Raven en mi mente por haberse inmiscuido en este destino que no le correspondía, mientras cortaba mi muñeca y regaba unas gotas de mi sangre sobre la copa que solía usar en mis tiempos de aprendiz para leer el destino… Sabía que tenía que salir de Paris esta misma noche, que tendría por mis actos infantiles, por lo menos, un juicio publico, y no quería soportar esa afrenta…

La sangre se diluyó en el agua mientras yo mezclaba mi canto ritual en voz alta, con las maldiciones respectivas hacía Jonathan, al que consideraba autor de mi huída de Paris… poco a poco se fueron formando las imágenes en la superficie argentada por la luz de la luna casi llena, que la reflejaba… sin embargo, por mi estado de animo yo sabía que iban a ser confusas y solo acerté en adivinar que se sucedían en Londres… Así que aclaré mi cabeza, y en ese preciso instante sonó la sensual risa de Abraham al otro lado de la puerta de mi pent-house mientras me gritaba con su potente voz “mi niña malcriada, no cambias, no vengo a arrestarte, ábreme la puerta”. Le abrí y miro con gusto mi equipaje hecho de forma súbita, la ropa tirada por el suelo y las pistolas sobre mi cama “amada mía” –me dijo- “eres una consentida-traviesa que hemos malcriado todos juntos, pero esta vez Andrew, esta molesto, y como lo conozco un poco, mas que todos los demás se que te quiere fuera de Paris, hasta que sus ocupaciones le calmen la ira que siente por tu intromisión en su autoridad, así que te tengo una propuesta: Vamos juntos de luna de miel a Londres, se que Adriano, de una u otra forma arreglará tu situación mientras nos divertimos”.

-Contigo voy a donde quieras, príncipe endemoniado, le dije – acercándome a el y dándole un ligero beso en esa boca sensual que me gustaba tanto…pero, ¿Por qué tiene que ser precisamente a Londres?, sabes, que ¡la última vez que estuve en esa ciudad casi me atraviesa el corazón una estaca bendita del Lancea Sanctum!, es una ciudad muy peligrosa para esta pobre dama indefensa…

El rió a carcajadas con su risa maligna e intimidante, sus ojos pequeños me miraron con sorna, y agregó “Querida, apuesto a que ese portador de ballesta se descompone lentamente en alguna calle de ese reino con un hermoso agujero en la cabeza…,anda, vamos y que sea ya, sin dudas, porque apenas pude retrasar a los ejecutores por un breve tiempo, es mejor esperar que le pase la ira a la muerte bajo el cielo nubloso de Londres que encerrada en un féretro oscuro, ¿no te parece?... Además puedes ayudarme a buscar lo que necesito, que es indispensable para nuestra causa”…

Lo pensé lentamente mirando esos ojos negros y malignos, y recordando que lo único que pude obtener de “mi destino” en el agua teñida de sangre fue una breve imagen de Londres… -Esta bien, le dije, supongo que si tengo al lado al mismísimo demonio, nada malo me puede pasar…”

-Me alegro, querida, ahora, recoge tus cosas, carga tus pistolas y partamos inmediatamente en tu “caballo de fuego”…

Luna...

3 comentarios:

estressmiblog dijo...

muy buen escrito :)

dior dijo...

joder que bien escribes señorita... estos degenerados van a terminar haciendo un muy bien libro de relatos... sigue escribiendo querida luna...me encantaria entrar en la mente de abbadon por simple desparche cualquier noche de estas, creo que seria muy muy interesante...

LeTal_Beatle dijo...

Solo una cosa queda como interrogante en mi cabeza. ¿Cuál es la historia del Gangrel -creado por paris- y que exponga que carajos hizo en todo este tiempo, pro que no terminó loco, eso si sería un cabo suelto absurdamente grande jeje.

Un saludo y disfruté el texto.